Utiliza contraseñas fuertes y diferentes

Utiliza contraseñas fuertes y diferentes

contraseñas fuertes y diferentes

Una contraseña débil es aquella fácil de deducir por cualquiera que se lo proponga, como “1234567”, un nombre de ciudad o un cumpleaños. Puede que no lo sepas, pero existen programas llamados “crackeadores” que se encargan de probar una por una todas las contraseñas posibles.

Lo más común, y lo que nos suele parecer más sencillo, es utilizar como clave alguna palabra que tenga especial relación con nosotros mismos. ¡Es un error! No hay que ponérselo fácil a los ciberdelincuentes. Por eso: no utilices fechas importantes para ti (aniversarios, fecha de nacimiento, etc.) o nombres de familiares o mascotas; usa contraseñas complejas, que sean largas (mínimo 8 caracteres) e incluyan números, mayúsculas, minúsculas y símbolos.

Para recordar una contraseña compleja, puedes utilizar usar las “passphrases”: elige una frase fácil de recordar para ti, cambia algunas letras a mayúscula, añade símbolos a modo de separación y, por último, puedes sustituir letras por números que se parezcan.

Para evitar riesgos, lo más recomendable es que cambies tus contraseñas periódicamente (cada 60-90 días) y que no reutilices las anteriores. Además, ten en cuenta que debes utilizar una contraseña diferente para cada servicio o aplicación.

Comments

Comentarios desactivados