Los premios Goya, la piratería y los riesgos en las descargas ilegales

Los premios Goya, la piratería y los riesgos en las descargas ilegales

pirateria y descargas ilegales

¿Tienes ya preparadas las palomitas para ver la gala de los premios Goya? El sábado, a las 10 de la noche, se celebra la 32ª edición de los galardones del cine español (retransmitida por TVE), que este año presentan los cómicos Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla. Quizá te preguntes qué tiene que ver eso con la seguridad de la información.

Te lo explicamos: seguramente, en las dos horas y media que dure la gala, podremos ver muchos discursos reivindicativos. Y, muy probablemente, la gente del mundo del cine haga alusión a la piratería en nuestro país como uno de los grandes problemas de la industria. Y, no es solo un problema para ellos, también para los usuarios. Y ahí es dónde queremos centrarnos.

Según el último informe de Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos (2016), se ha producido un ligero descenso de la piratería digital en nuestro país. Pero, se mantiene el número de usuarios que acceden a contenido pirata e, incluso, aumenta en sectores como la música y los libros. En cifras: se superaron los cuatro mil millones de accesos ilegales a contenidos, lo que le supone a la industria unas pérdidas de casi 23.300 millones de euros.

datos descargas pirata

Para el sector del libro los datos son desoladores. El informe de la Federación de Gremios de Editores de España revela que el 80% de los libros digitales leídos en 2017 se obtuvieron de forma “gratuita”. Es una manera suave de decirlo, pero, los editores no tienen dudas: el 80% de los libros gratis que se han leído son piratas.

Desde la UE se asegura que, en los últimos años, las plataformas de internet han incrementado los recursos que destinan a eliminar contenidos ilegales, violentos o extremistas (incluso, con eliminación automática). Pero, todavía queda mucho por hacer porque, aunque se hayan eliminado decenas de miles de esos contenidos, todavía quedan muchos cientos de miles más. Por este motivo, piden a las plataformas que intensifiquen sus esfuerzos para que la eliminación sea lo más rápida posible; cuanto más tiempo estén disponibles esos materiales ilegales, mayor es su alcance, su expansión y su crecimiento.

¿Descargas música, series o películas piratas? ¿Te preguntas si pueden sancionarte por eso?

Debe quedar claro que la piratería es una conducta ilegal en España, que está castigada. Aunque, lo cierto es que no se suele perseguir a los usuarios (prácticamente nadie ha sido sancionado en nuestro país por eso). Se ha centrado la atención en aquellos que ponen esos contenidos a su disposición y esto se debe a que, normalmente, los responsables de las webs obtienen beneficios de la publicidad incluida en las páginas o de la venta de datos personales de los consumidores.

Pero, debes saber que, al descargarte música, videojuegos, películas piratas, o, sencillamente, al tratar de ver algún partido de fútbol de forma gratuita en webs con dudosa reputación, te expones a otros riesgos, que –aunque en distinto “formato” – son los mismos que en la vida “real”. No es la primera vez que ponemos estos ejemplos, pero, ¿dejarías las llaves puestas en la puerta de tu casa? ¿Te meterías en un callejón oscuro por la noche? Pues de la misma manera, no deberías acceder a ciertos sitios web que no te generan confianza y, mucho menos, facilitarles tus datos.

¿A qué peligros te enfrentas?

  • Infección de tus dispositivos

Con este tipo de descargas, podrías infectar tus dispositivos con algún malware.  Uno de los más extendidos en estos casos es el adware, un programa que muestra al usuario publicidad no deseada. Pero, en esa publicidad maliciosa, podría haber algún ransomware que, por ejemplo, cifre tu equipo.

El problema se agrava si, en lugar de hacer las descargas desde tus dispositivos, lo haces en el trabajo. Podrías poner en peligro la información de toda la empresa y, como consecuencia, perder tu trabajo.

  • Uso inadecuado de nuestros datos

Los ciberdelincuentes podrían convertir tu equipo en parte de una red zombi de ordenadores (lo que conocemos como botnet). De esta forma lo pueden controlar de forma remota. Y, ¿para qué?

  1. Capturar tus contraseñas y datos personales para venderlos en la “Deep web”.

  2. Controlar tu webcam y captar imágenes tuyas para, también, venderlas en la “Deep web”.

  3. Enviar spam que contiene ficheros o enlaces, con el objetivo de hacer ataques de phishing.

  4. Llevar a cabo ataques de denegación de servicio (también llamados ataques DoS, por sus siglas en inglés), con los que pueden conseguir que una web deje de estar disponible (así, pueden chantajear al propietario).

  5. Cometer fraudes y delitos desde tu ordenador: acceder a páginas de pedofilia, prostitución, drogas, etc.; guardar y compartir ficheros con derechos de autor; suplantar tu identidad; etc.

  • Sanciones

Hemos dicho que hay pocos casos en los que usuarios hayan sido sancionados por este tipo de acciones. Pero, la realidad es que la piratería es ilegal. ¡Tenlo en cuenta!

Aunque, si eres de los que tiene un blog o una web donde publicas contenido propio y ajeno, la cosa puede ponerse peor. Lógicamente, puedes utilizar tus propios contenidos (siempre que no perjudiquen a terceros). Pero, ten cuidado con las imágenes, vídeos, textos o música que publiques de otros. Si no tienes todos los derechos sobre esos contenidos no puedes (ni debes) publicarlos; estarías cometiendo un delito contra la propiedad intelectual. Asume que, porque estén disponibles en la red, no significa que los puedas usar libremente.

Podrás difundir contenido de terceros si cuentas con autorización; si han pasado a dominio público (70 años después la muerte del autor); o si tienen licencias de derechos de autor abiertas o libres (como Creative Commons).

¿A qué te enfrentarías en caso de incumplir la ley?

En la reforma del Código Penal (2015), se han recogido delitos contra la propiedad intelectual que prohíben la reproducción, el plagio, la distribución o la explotación de las obras (fotos, vídeos, textos, música, etc.) sin autorización. Tampoco se pueden facilitar links de páginas web piratas o utilizar medios técnicos para saltarse las medidas de seguridad contra la piratería. Si cometes alguno de estos delitos, te podrías enfrentar a penas de hasta 6 años de cárcel.

Alternativas

Evita las descargas ilegales y trata de optar por otras alternativas; las hay muy buenas: webs y apps de los canales de televisión habituales, que ofrecen su programación en directo (en algunas, incluso, podrás ver series, programas y películas de producción propia); o páginas como las de la Biblioteca Digital Hispánica o la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, entre muchas otras.

Comments

Comentarios desactivados