En vacaciones protege tu información, los ciberdelincuentes no descansan

En vacaciones protege tu información, los ciberdelincuentes no descansan

  • La red wifi de los apartamentos y los hoteles es uno de los principales puntos de acceso de los ciberdelincuentes a los dispositivos móviles y a los datos personales
  • Entre el 75% y el 80% de los ladrones de viviendas utilizan redes sociales, como Facebook e Instagram, para saber si las viviendas están vacías

Los españoles gastaremos más en viajes este año. Según un estudio de HomeAway, la demanda de alquiler vacacional ha aumentado un 52% con respecto al mismo período del año pasado. Pero, en paralelo a la demanda, también crece la aparición de páginas fraudulentas de viajes que tratan de robar los datos o el dinero de los usuarios.

Francisco Valencia, director general de Secure&IT, asegura que los ciberdelincuentes siempre están buscando los puntos débiles de la sociedad: “Cuando estamos de vacaciones solemos prestar menos atención y somos más vulnerables. Nos conectamos desde dispositivos móviles a redes wifi inseguras, hacemos mayor uso de nuestras tarjetas de crédito o entramos en páginas desconocidas. Eso hace que conseguir nuestros datos sea mucho más fácil”.

La búsqueda de ofertas para estas vacaciones puede poner en peligro nuestra información y nuestros ahorros. Por eso, es necesario apelar al sentido común y seguir algunas pautas como comprobar la fiabilidad del proveedor y de su página web. Además, verificar los datos de contacto, comprobar que cuenta con un servicio de atención al cliente, repasar el aviso legal y las políticas de privacidad o consultar las opiniones de otros usuarios, son algunas medidas que se deben tomar. Por supuesto, hay que evitar los ordenadores públicos para hacer cualquier tipo de compra online, porque es peligroso introducir nuestros datos personales y bancarios en este tipo de dispositivos.

El acceso a la wifi de los hoteles o apartamentos también se puede convertir en un problema. Los ciberdelincuentes utilizan estas redes para poder acceder y robar los datos de los usuarios: cuentas bancarias, datos personales, números de teléfono, etc. De hecho, el “wi-phishing” ya es una técnica habitual. Consiste en “pescar” a la gente que se conecta a estas redes públicas y estafarles, consiguiendo que revelen el número pin de sus tarjetas o sus contraseñas.

El director general de Secure&IT asegura que conectarse a una red desconocida pone en bandeja nuestros datos a los delincuentes: “Para evitarlo, lo mejor es buscar alguna solución VPN (forma segura de conectarse a una red que proporcionan algunos de los principales fabricantes de seguridad). Es fácil instalarse una de estas aplicaciones para que, si te conectas a una red no segura, el resto de usuarios no pueda ver tus datos. Por supuesto, a la vuelta de las vacaciones hay que cambiar todas las contraseñas, por si han sido capturadas”.

Por eso es tan importante proteger, de la misma forma que se hace con el PC, las tablets y los smartphones. Hay que instalar todas las actualizaciones de los programas, softwares de seguridad y antivirus para que, en caso de que llegue un correo fraudulento, sea detectado a tiempo y se pueda prevenir la infección del dispositivo y el robo de datos personales. Realizar copias de seguridad y cifrar la información más sensible también son aspectos importantes si no queremos llevarnos un susto durante nuestras vacaciones.

Por otro lado, la adicción a las redes sociales nos puede jugar una mala pasada. Al colgar continuamente información sobre la ubicación y las actividades que se realizan, se abre la puerta a los delincuentes. El chequeo de las redes es una de las herramientas que se utilizan para conocer qué personas se encuentran fuera de sus viviendas. De hecho, según algunos estudios, entre el 75% y el 80% de los ladrones de viviendas se informan a través de las redes sociales, -Facebook e Instagram principalmente- de cuáles son las que están vacías.

Francisco Valencia: “Las redes sociales han creado un nuevo paradigma en la sociedad. Justo la información que intentamos proteger es la que la gente publica en las redes sociales indiscriminadamente. Y, en vacaciones, genera un riesgo mucho más alto: ofrecemos información de dónde estamos, o colgamos fotos de nuestros hijos en la piscina o en la playa, sin pensar que ese contenido se paga en algunos países”.

Para evitar peligros, desde Secure&It se recomienda configurar la privacidad del perfil de la red social que se vaya a usar y evitar compartir ubicaciones, además de emplear contraseñas complejas.

0/5 (0 Reviews)
Facebooktwitterpinterestlinkedinby feather

Comments

Comentarios desactivados