Los beneficios del hacking ético para las empresas

Los beneficios del hacking ético para las empresas

El denominado hacking ético es un procedimiento que se ha ido extendiendo poco a poco en la era digital y consiste en la utilización de todos los conocimientos técnicos disponibles para encontrar posibles vulnerabilidades en los sistemas de información para después tomar las medidas oportunas y dotar de mayor seguridad las redes. Se trata de una práctica preventiva para evitar la actuación de los hackers y la sustracción de información confidencial o la destrucción de archivos importantes por poner sólo un ejemplo.

Los “pen tests” (“penetration tests”) que se llevan a cabo con el hacking ético, tratan de burlar la seguridad de una empresa para cometer hipotéticos delitos cibernéticos. Una vez detectados los puntos débiles de los sistemas de la organización, se pondrán en práctica soluciones en materia de ciberseguridad para sellar estas fisuras en los sistemas informáticos.

Sin duda es un procedimiento muy ventajoso para las empresas, ya que pueden anticiparse a posibles delitos cada vez más usuales en la actualidad, no sólo a nivel externo, sino a nivel de la propia empresa, ya que cada vez se dan más casos de hacking por parte de los propios empleados. Con un buen servicio de hacking ético se puede detectar quién está haciendo un uso inadecuado de los sistemas de información de la entidad.

A la hora de contratar un buen servicio de hacking ético, los profesionales deben tener un algo grado de cualificación y elaborar previamente un buen plan de auditoría que tenga en cuenta todos los puntos que serán supervisados para comprobar su grado de seguridad. Estos puntos van desde los sistemas de telefonía y telefonía IP, pasando por redes de comunicaciones, aplicaciones relacionadas con el correo electrónico y la mensajería, seguridad interna a la red, dominios de internet, páginas web, direcciones IP externas de clientes y llegando incluso hasta la ingeniería social.

Mediante los tests que se llevan a cabo en todos estos elementos y los procedimientos que tratan de vulnerar la seguridad de los mismos, se consigue una información valiosa con los elementos donde se debe aumentar la seguridad para evitar que los hackers profesionales, que no tendrán tantos miramientos en su visita a las redes de la compañía, puedan propiciar verdaderas catástrofes, provocando en muchos casos la paralización de la actividad de la empresa. Si no se tienen los recursos necesarios para contrarrestar estos ataques podría significar el cierre definitivo de la empresa con el consiguiente perjuicio para todos los implicados.

Desde Secure&IT abogamos por la práctica de un hacking ético responsable y con la máxima confidencialidad, siempre con los mejores especialistas que atesoran un alto nivel de cualificación y experiencia, algo esencial para desarrollar esta técnica que, si se lleva a cabo en las mejores condiciones, puede ser vital para la protección de una empresa.

Comments

Comentarios desactivados