Cómo evitar un ciberataque: la importancia de los aspectos técnicos

Cómo evitar un ciberataque: la importancia de los aspectos técnicos

Según ha revelado el ministro de Asuntos Exteriores García-Margallo, España se situó en 2014 en el tercer puesto del ranking de países que sufrieron mayor número de ataques cibernéticos, tan sólo por detrás de Estados Unidos y Reino Unido. España sufrió más de 70.000 ciberataques según explicó el ministro en la presentación de un monográfico sobre guerra cibernética editado por Vanguardia Dossier. Al parecer, esos ataques afectaron no sólo a empresas y particulares, sino también a administraciones del estado y a las personas responsables de gestionar infraestructuras claves del engranaje estatal.

Vivimos con amenazas continuas y con continuos ejemplos de que el crimen organizado cada vez se orienta más hacia los ataques cibernéticos que son capaces de sembrar el caos y la destrucción si están bien orquestados. No olvidemos el ataque que sufrió la petrolera saudí Aramco en 2012 con más de 30.00 discos duros hackeados, el asalto cibernético a la compañía Sony Pictures y más recientemente el ataque de casi 20.000 webs francesas después del atentado contra la revista Charlie Hebdo a cargo de grupos yihadistas.

El gobierno español anunció que está elaborando un Plan Nacional de Ciberseguridad, que tendrá en cuenta las estrategias que se están llevando a cabo por parte Consejo Nacional de Ciberseguridad de la UE y la OTAN. Pero la gente tiene la sensación de que se actúa demasiado lento y se nos presenta una pregunta clave: ¿estamos realmente preparados para las nuevas estrategias terroristas y de guerra del siglo XXI? La respuesta es muy clara: si no tenemos los recursos ni las herramientas necesarias para preservar y gestionar de una manera adecuada los sistemas de información y las redes tecnológicas habremos perdido la batalla antes de empezarla.

Las empresas de seguridad como Secure&IT estamos seguros de que se pueden hacer muchas cosas aún para que las empresas y administraciones sean más seguras, mediante la oportuna supervisión de las redes corporativas, proveedores de servicios, redes de operadores de telecomunicaciones y sistemas para infraestructuras críticas. Cuanto más vigilemos al proveedor mayor es la probabilidad de detectar anomalías y vulnerabilidades.

Las medidas de seguridad que se pueden aplicar pueden ir desde la implantación de Firewalls, UTM, NGFW, DDoS, IDS o IPS, pasando por seguridad perimetral lógica y seguridad en el puesto de trabajo como control de navegación web, antivirus, antimalware, antispam, NAC, seguridad en correo electrónico, criptografía y un largo etcétera.
Lo tecnología nos permite modernizar continuamente todos los aspectos técnicos que nos ayudan a luchar contra el ciberterrorismo, pero la labor de las empresas de seguridad aún no ha sido reconocido justamente y seguimos trabajando con el objetivo de conseguir un mundo más seguro y competitivo.

Comments

Comentarios desactivados