La ciberseguridad en el Plan de Continuidad de Negocio

La ciberseguridad en el Plan de Continuidad de Negocio

Es imprescindible una respuesta contundente para minimizar los posibles impactos

Cuando sucede cualquier problema relativo a la ciberseguridad, las empresas deben continuar con su actividad y confiar en sus protocolos de seguridad, para ello, previamente deben haber elaborado un Plan de Continuidad de Negocio, también llamado BCP (Business Continuity Plan). Se trata de un documento elaborado por profesionales en Ciberseguridad, para que una compañía se recupere con la mayor rapidez posible de algún episodio en el que sus sistemas se hayan visto afectados por alguna amenaza interna o externa.

Este documento se lleva a cabo de manera progresiva comenzando por un detallado análisis de riesgos que tiene en cuenta todas las situaciones de emergencia que pueden ocasionar un impacto importante en el desarrollo de los procesos de negocio de la empresa. De manera detallada se debe especificar en el BCP la forma de actuar de todo el personal de la empresa, no sólo el departamento IT, para minimizar al máximo las consecuencias de un posible ataque o una situación que pueda poner en peligro el funcionamiento del negocio.

El BCP incluye distintos “Planes de Recuperación ante Incidentes”, que deben ser ejecutados por la persona responsable decidiendo la magnitud de la amenaza y el impacto causado. Entonces se puede impulsar una solución que pueda enfocarse en el refuerzo de los sistemas de información, procesar un plan de comunicación para los clientes o cualquier tipo de acción encaminada para recuperar la normalidad cuanto antes. Éste, y no otro, es el principal objetivo de la ciberseguridad en el Plan de Continuidad de Negocio y debe respetarse escrupulosamente el seguimiento de todos los pasos orientados a la consecución del mismo.

Todos los agentes que pueden estar expuestos a posibles amenazas en una empresa, como pueden ser elementos técnicos, humanos y procesales, deben estar preparados para cualquier eventualidad y, progresivamente, optimizar todos sus puntos débiles para disminuir riesgos y conseguir unos sistemas de información más sólidos y capaces de ofrecer la respuesta más adecuada y contundente en los momentos más críticos.

La actividad debe continuar. Ninguna empresa puede permitirse el lujo de detener su producción, sobre todo si se puede evitar con la elaboración de un buen BCP por parte de auténticos profesionales en ciberseguridad que saben cómo actuar en todo momento en las situaciones más difíciles como es el caso de Secure&IT.

Desde nuestro punto de vista, la prevención es el mejor aliado para la empresa, ya que muchas veces no es posible prever los potenciales daños que puede sufrir una entidad después de un  ataque, sin embargo sí es posible disminuir la posibilidad de que esto ocurra, minimizar riesgos y elaborar los principales puntos de actuación para saber cómo actuar en todo momento si llegara a producirse algún problema.

Comments

Comentarios desactivados