El uso ilegítimo de las cookies

El uso ilegítimo de las cookies

Tip cookies

¿Te has preguntado alguna vez qué son y cuál es la función de las cookies? Se trata de pequeños ficheros que se guardan en los dispositivos de los usuarios e incluyen información de las webs que visitan. También contienen otros datos de navegación (publicidad a la que se ha accedido, zona horaria, idioma, etc.).

¿Qué ventajas ofrecen? Entre las ventajas de las cookies, podemos encontrar la personalización del contenido (según criterios de ubicación o de páginas visitadas anteriormente) o una navegación más rápida. Esto se debe a que las cookies se ocupan de mantener abiertas las sesiones o guardar la información de los formularios.

Encontramos diferentes tipos de cookies: persistentes o de sesión (según su duración); propias o de terceros (según la propiedad); de preferencias, seguridad, procesos, publicitarias o estadísticas y de estados de sesión (si nos centramos en su funcionalidad). Pero, el problema surge cuando las cookies son explotadas por ciberdelincuentes. ¿Qué pueden hacer?

  • Robo de cookies de sesión: los fallos en el software, o las vulnerabilidades de los protocolos que utilizan los navegadores, pueden permitir a los ciberdelincuentes robar las cookies de sesión, es decir, las credenciales.
  • Tiendas online fraudulentas: se usan los datos almacenados en las cookies de terceros (que registran las búsquedas que realizamos en Internet) para redirigir a los usuarios a tiendas fraudulentas. Lo consiguen a través de publicidad engañosa que muestra artículos o servicios, que se han buscado previamente, a precios muy bajos.
  • Fake news: también se utilizan las cookies de terceros pero, en este caso, para que los usuarios accedan a una web o vean un vídeo. Los propietarios de estas páginas obtienen beneficios gracias a la publicidad y tráfico que reciben. 
  • Robo de cookies o secuestro de sesión: los ciberdelincuentes obtienen las credenciales de los usuarios (correo electrónico, redes sociales, etc.) introduciendo una cookie modificada en el navegador de los usuarios, que previamente han accedido a una web controlada por ellos. 

¿Qué puedes hacer tú? 

– Configurar las cookies.

– Mantener actualizado el navegador y los complementos que tengas instalados.

– Leer los mensajes que te aparecen en las webs antes de aceptarlos sin más.

– Borrar los datos de navegación y las cookies cada cierto tiempo.

Facebooktwitterpinterestlinkedinby feather

Comments

Comentarios desactivados