¿Qué es el criptojacking y cómo funciona?

¿Qué es el criptojacking y cómo funciona?

A estas alturas, en mayor o menor medida, hemos oído hablar de las criptomonedas, por ejemplo, el Bitcoin. A grandes rasgos, cuando hablamos de ellas nos referimos a dinero electrónico, no tangible, que es cada vez más aceptado por algunas empresas como medio de pago equivalente al dinero en efectivo (juegos y casinos, tiendas online, cajeros automáticos específicos, entidades bancarias, etc.).

A diferencia del dinero, que lo emiten y ponen en circulación los bancos nacionales de cada país, las criptomonedas pueden ser creadas por personas físicas con conocimientos tecnológicos específicos, mediante lenguaje de programación Blockchain (extracción y minado). En pocas palabras, con los conocimientos informáticos adecuados, una buena conexión a internet y un dispositivo de almacenamiento, aunque sea temporal (portátiles, móviles, videoconsolas, etc.), se puede crear dinero digital no rastreable por los gobiernos.

En consecuencia, el criptojacking consiste en infectar nuestros dispositivos, profesionales o personales, con un malware o virus. De esta forma, los ciberdelincuentes los pueden utilizar a su antojo, sin nuestro conocimiento ni consentimiento. Y pueden conectarse a través de ellos a plataformas y otras redes necesarias que permitan la creación de sus propias monedas o dinero.

El beneficio para el ciberdelincuente es que el saldo disponible en criptomonedas podrá convertirse en dinero real a través de determinadas empresas de cambio de divisas y entidades bancarias, que ya aceptan a día de hoy, por ejemplo, el Bitcoin, como un medio de pago más.

El perjuicio para nosotros como usuarios es que hemos sido utilizados para cometer un delito y que, en caso de investigación, saldrá implicado nuestro dispositivo como medio a través del cual se ha cometido.

0/5 (0 Reviews)
Facebooktwitterpinterestlinkedinby feather
/ Ciberseguridad, Consejos de seguridad