Los peligros de la red para los menores

Los peligros de la red para los menores

A la hora de proteger a los menores en la red es importante la cooperación entre los padres, los profesores y las fuerzas de seguridad. Es muy importante que esos tres pilares funcionen a la perfección y que exista una mayor concienciación a nivel social de grave peligro que corren los niños ante las mafias que operan en internet.

Según explicó Francisco Valencia, director general de Secure&IT, en una conferencia impartida a estudiantes de 2º y 3º de ESO sobre seguridad online: “En Internet es muy difícil que haya derecho al olvido porque el daño ya está hecho y permanece para siempre”. Es importante recordar a los menores que en internet no existen fronteras y sí muchos riesgos, por tanto no debe considerarse la navegación por internet como un juego porque puede haber consecuencias muy graves.

Todos recordamos el caso de la adolescente Amanda Todd, residente en Canadá, que fue acosada durante varios años a través de la red y a pesar de sus denuncias públicas en un vídeo de Youtube, no encontró otra salida que el suicidio. Eso ocurrió hace tres años y en todo este tiempo no ha hecho más que aumentar el número de amenazas y delitos online, por lo que debemos estar preparados para ello y emplear todas las herramientas disponibles en ciberseguridad.

Una de esas amenazas sin duda son los hackers, que tratan de usurpar la identidad de los usuarios apropiándose de sus cuentas de correo, cuentas bancarias o números de teléfono para luego utilizarlos con fines delictivos. También puede ocurrir que adquieran contenido pornográfico de los usuarios para después extorsionarles.

Han surgido nuevas maneras de cometer delitos en la red y nuevas tendencias que sin duda es preciso conocer para saber a qué peligros pueden enfrentarse los menores. Términos anglosajones como el “cyberbullyng” (ciberacoso), el “sexting” (consistente en el envío de material pornográfico por la red), “sex grooming” (adultos que intentan engañar a menores con fines sexuales), “phising” (robo de datos) y el “happy slapping” (grabar en el teléfono móvil acciones indecorosas para compartirlo en las redes sociales), deben conocerse para, en caso de ser víctima de alguna de estas prácticas, ponerlas en conocimiento de la autoridad competente lo antes posible.

Las principales recomendaciones para no caer en manos de los ciberdelincuentes es la formación y usar el sentido común. Lo que jamás haríamos en la vida real no deberíamos hacerlo en la vida virtual. Es decir, hay que evitar participar en situaciones en las que se deja en ridículo o con riesgo real a otras personas, ser precavido, desconfiar de los desconocidos y denunciar cualquier situación sospechosa, nunca mirar para otro lado, ya que nuestra indiferencia se convierte en complicidad de los delincuentes.

En cuanto a los padres, es importante que vigilen las actividades de sus hijos en la red y limiten su tiempo de navegación, ya que la red puede condicionar sus relaciones sociales. Según palabras de Francisco Valencia: “Internet acerca a las personas que están lejos, pero separa a las que están cerca”.

Debemos tener muy en cuenta todos estos factores para proteger a los menores de todos los peligros de la red y desde Secure&IT, seguiremos apoyando todas las medidas encaminadas a ello.

/ Ciberseguridad / Tags: , , , , , ,

Comments

Comentarios desactivados