La Eurocopa 2016: objetivo de los ciberdelincuentes

La Eurocopa 2016: objetivo de los ciberdelincuentes

PORTADA EUROCOPALas autoridades francesas estiman que unos dos millones de aficionados acudirán a ver los 51 partidos de la Eurocopa 2016. En España, si la emisión sigue la línea de las anteriores grandes citas de la selección, el número de telespectadores puede alcanzar los 12 o 13 millones. Por su envergadura y su alto impacto mediático, este tipo de eventos deportivos son un fantástico escenario para los hacktivistas, ya que la presencia de medios de comunicación consigue potenciar el alcance de sus protestas. Pero, los eventos multitudinarios también atraen a ciberdelincuentes que dirigen sus ataques al público, con el objetivo de infectar sus dispositivos móviles y robar su información.

Un informe realizado por el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-Tad) afirma que uno de los principales riesgos actuales en ciberseguridad está representado por los dispositivos móviles. Muchos internautas (casi un 37%, según estudios del Instituto Nacional de Ciberseguridad) se conectan a través de las redes wifi disponibles, con la intención de disminuir el consumo de datos móviles, pero suelen ignorar los riesgos a los que se enfrentan. Y es que, cuando nos conectamos a una wifi pública, desconocemos quién es el administrador o qué medidas de seguridad utiliza para impedir acciones malintencionadas de otros usuarios, como el robo de datos o la infección de los dispositivos.

En estos días, un alto porcentaje de los aficionados se reunirá en distintos locales (bares, restaurantes, etc.) para disfrutar de los encuentros y se conectará a estas redes, consultará las páginas de resultados de los partidos, hará apuestas electrónicas o intentará ganar una entrada que se sortea en alguna página de Facebook.

Pero, si quieren evitar exponer su información es necesario que tomen precauciones.  Hay que ser cauteloso antes de conectarse a una wifi pública y se deben evitar las gratuitas (por supuesto, el peligro aumenta si se utilizan redes que no sean de confianza para intercambiar información sensible, como datos bancarios o usuarios y contraseñas). Nadie regala nada porque sí, y hay que tener cuidado de dónde nos registramos y a quién entregamos nuestros datos. Además, muchas de estas páginas fraudulentas solo necesitan un clic para infectar los dispositivos.

Francisco Valencia, experto en ciberseguridad y director general de Secure&IT, recomienda, a los telespectadores o a quienes vayan a ver el partido de manera presencial, que usen su plan de datos o se aseguren de que la red a la que se conectan es confiable, y que tengan precaución en la navegación por internet: “A partir de la señal wifi, los ciberdelincuentes pueden mandar promociones fraudulentas que lleven a páginas en las que se extraigan los datos personales de los usuarios”.

Los fraudes en la compraventa de entradas para los partidos también han puesto en alerta a la UEFA. Para evitar incidentes, y teniendo en cuenta la gran cantidad de páginas falsas que han emergido, este organismo ha desarrollado una herramienta (disponible en su página web) que permite diferenciar las páginas habilitadas oficialmente para la venta de entradas de las que no lo son. “Lo mejor es comprar los pases en la web oficial y poner en conocimiento de los organizadores cualquier página sospechosa de reventa para que actúen”, afirma el director de Secure&IT.

Aunque puede parecer algo muy obvio, una de las claves para evitar las estafas y a los ciberdelincuentes es utilizar el sentido común. Hay que estar alerta ante cualquier solicitud de información o mensaje sospechoso y, por supuesto, ser prudente.

Comments

Comentarios desactivados