El código ético y el código de conducta

El código ético y el código de conducta

Con un contexto legal cada vez más complejo en el ámbito empresarial, las organizaciones tienen la necesidad de establecer directrices de actuación cada vez más detalladas acerca de las conductas que esperan de su personal. Esto se da, especialmente, en el ámbito de la prevención de la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Estas directrices de actuación son incorporadas en el sistema de códigos y políticas de la empresa.

El código ético es la norma matriz del sistema de normas internas de la empresa. Establece el compromiso de la organización con el cumplimiento de la ley y de los valores y principios éticos. Estará alineado con los objetivos e identidad de la organización, transmitiendo información sobre cuál es la forma de actuar de la empresa.

Por su parte, el código de conducta, aunque también puede establecer los valores de la empresa, tiene como objetivo principal establecer las conductas que se esperan de los trabajadores, así como aquellas que están prohibidas expresamente. Igualmente, el código de conducta incluye a quién acudir y cómo actuar en el caso de una situación de riesgo de cumplimiento normativo, ya sea de las leyes, o de las normas internas de la organización.

El contenido de ambos es de obligado cumplimiento por parte de todo el personal, y su incumplimiento puede conllevar responsabilidades del personal.

0/5 (0 Reviews)
Facebooktwitterpinterestlinkedinby feather

Comments

Comentarios desactivados